Google+ Badge

miércoles, 7 de mayo de 2014

Estoy  ausente sin tu consuelo,
me vuelvo vasija vacía echada al olvido
y se puede notar por el polvo que me rodea,
se nota en que mis manos comienzan a dormirse;
mi boca comienza a secarse
y mis amigos se esconden en el silencio.
Mi futuro se trunca,
mi presente está detenido,
y el pasado viene con melodías del pasado,
como brisa de invierno colándose entre las persianas.
Estoy ausente sin tu aliento dándome vida,
me vuelvo un animal que desconoce su hábitat,
como un ave que ha perdido el rumbo en su vuelo.
Todo se vuelve un nada,
y lo que ayer nos hacía delirar en asombro,
hoy no deja de ser cenizas para el porvenir…
¿Como se continúa estando entre el abismo y la eternidad?
Si la partida debe comenzar en el amor
¿Que es lo que estuve haciendo mal?
¿Que semillas he sembrado que hoy recojo vacíos?
Quizás.. sí.. quizás mi error es esperar que vuelva lo que di.


Diego Emilio Corzo.



Me tomaste de sorpresa,
me acorralaron tus palabras,
me envolviste en tu verborragia;
me tendiste una trampa.
Me despertaste del luto,
me impresionaron tus palabras,
me acusaste de tus marañas;
me perdonaste de tus acciones,
como si fueran mis responsabilidades.
Creaste un atmósfera densa y lúgubre
en tu intento de llegar a una final en Paz;
pero despertaste dragones,
encendiste cólera y herviste la sangre,
y sin más palabra que remediar las acusaciones,
nos besamos entre lágrimas
sin llegar a ningún lado;
tu insistías en el adiós,
afirmando que eso era amor,
pero el amor tiene un puerto
el amor tiene un nombre
sinónimo de  decisión
y conlleva un compromiso
y los compromisos son para siempre;
todo lo demás es sólo un espejismo.


Diego Emilio Corzo.